Por el desplome de los bonos y la baja de reservas el BCRA ya tiene patrimonio neto negativo

El BCRA mantiene quieto al dólar, pero pierde activos por la caída de reservas.
El BCRA mantiene quieto al dólar, pero pierde activos por la caída de reservas.

El desplome de precios de los títulos públicos, reservas internacionales en franca caída y un importante aumento de los títulos de deuda empezaron a resquebrajar el equilibrio del balance del Banco Central.

Esto decanta en que en su balance actualizado al pasado 7 de septiembre, la entidad monetaria informó un patrimonio neto negativo de 372.666,5 millones de pesos.

El Central contabilizó al cierre de la primera semana de septiembre un activo total de 5.708.069 millones de pesos ($5,7 billones) y un pasivo total de 6.080.735 millones de pesos ($6,8 billón).

El BCRA cuenta en su activo con títulos soberanos. La caída de 50% en la cotización de los bonos bajo ley nacional significó una pérdida de un billón de pesos en el activo: antes de las PASO significaban $1.919.576,2 millones ($1,9 billón), mientras que al 7 de septiembre su valor de mercado se traducía en apenas 928.638,7 millones de pesos.

En el mes que sucedió a las elecciones primarias el activo del BCRA se redujo en más de un billón de pesos

Fuentes del BCRA apuntaron que los títulos públicos en manos del Central pasaron desde 2017 a computarse por su valor promedio de mercado y no el "técnico", en adhesión a las medidas acordadas internacionalmente por el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea.

Dentro del item de "títulos púbicos", el valor de las Letras Intransferibles colocadas por el Tesoro al BCRA también redujeron su peso a la mitad: de $1.326.418,2 millones ($1,3 billón) a 619.049, millones de pesos.

Desde el Central aclararon que esta dinámica en la composición del activo "es contable y no tiene una implicancia en el sistema financiero. De hecho, si se recuperan las cotizaciones de mercado de los activos se recupera el equilibrio".

El componente principal del activo son las reservas, que medidas en pesos sumaban $2.848.663 millones ($2,85 billón). Éstas están constituidas por activos internacionales, pero incluso medidas en moneda local cayeron unos $760.000 millones en el últimos mes, desde los $3.608.198,2 millones del 15 de agosto, un máximo alcanzado después del salto cambiario que llevó al dólar de 45 a 60 pesos.

Las elecciones primarias significaron una bisagra: el patrimonio neto pasó de $634.048,5 millones positivo el 7 de agosto a $372.666,5 millones negativo en cuatro semanas. Pero si se hubiera tomado el valor "técnico" de los títulos públicos, como se practicaba antes de 2017, el patrimonio neto positivo se hubiera sostenido: de $1.537.663,4 a $1.737.659,9 millones en el mismo lapso.

QUÉ PASA CON EL PASIVO

Los principales ítem del pasivo son la Base Monetaria por $1.423.441,5 millones de pesos ($1,4 billón) y las Letras de Liquidez (Leliq) por $1.136.112 millones ($1,14 billón al sumar Notas de Compensación de Efectivo).

El stock de Leliq fue el que más aumentó en el último año, producto de la política monetaria contractiva de la entidad que preside Guido Sandleris, porque este pasivo remunerado crece a una tasa de interés que es la más alta desde la crisis de 2002, hoy en torno al 84% anual.

En el último año, el pago de intereses de Leliq acumuló unos $541.245,4 millones, que se fueron sumando al stock de estos títulos a siete días en cartera de los bancos, que a su vez devengaron nuevos intereses. Asimismo, los bancos, que toman pesos de los depositantes, adquieren con ese flujo -que captan a través de depósitos a plazo fijo- las Leliq, por lo que debe inferirse que los depósitos a plazo fijo en pesos están hoy prácticamente encajados en títulos de deuda del BCRA.

¿Por qué el BCRA pasó a tener más activos que pasivos? Básicamente, la fuerte baja experimentada por las reservas internacionales a partir de las elecciones primarias del 11 de agosto, con un derrumbe de USD 16.000 millones en un mes redujeron la liquidez de la entidad.

Asimismo, la férrea estabilización del tipo de cambio impide la posibilidad de expandir el activo cuando se lo mide en pesos.

Las reservas del Banco Central cayeron este lunes USD 117 millones y terminaron en USD 49.968 millones, según datos sujetos a ajuste.

Los activos del BCRA se redujeron así en USD 16.341 millones, un 24,6% después de las elecciones primarias, hace poco más de un mes, al monto más bajo desde el 14 de diciembre pasado.

Desde el triunfo electoral del Frente de Todos las reservas retrocedieron 25% y la fuga de depósitos fue de 30%

También redujo el activo del BCRA la "fuga" de depósitos del sistema financiero, pues el monto de colocaciones en moneda extranjera, descontado el stock de préstamos en dólares que los bancos, se contabiliza también como reservas internacionales.

Los depósitos del sector privado en dólares acusaron un descenso de USD 9.970 millones o 30,7% a partir de la contundente victoria electoral de la fórmula del Frente de Todos en las elecciones primarias, el 11 de agosto.

No obstante, la salida de divisas del sistema financiero se desaceleró en las últimas jornadas y ahora es inferior a los USD 200 millones diarios. El jueves 12 los depósitos en moneda extranjera del sector privado disminuyeron USD 154 millones, a los USD 22.529 millones, el monto más bajo desde el 3 de febrero de 2017.

Con un stock de depósitos en efectivo en moneda extranjera que sumó al 11 de septiembre pasado USD 14.486 millones, los depósitos en dólares considerados como reservas cedieron a USD 8.043 millones, la mitad de los USD 16.250 millones que representaban al 9 de agosto, previo a las PASO.

SEGUÍ LEYENDO:

Controles al dólar: proliferan los tipos de cambio alternativos y la brecha crece hasta el 30%

Con un mercado algo más calmo, el Gobierno volverá a emitir deuda en pesos y en dólares

Lo Último

Martín Redrado: “Nos hace tener miedo que mañana alguien pueda aumentarnos los impuestos y sacarnos una parte de lo que ahorramos”

(Maximiliano Luna)“Lo que nos hace tener miedo es que mañana alguien pueda tomar una decisión y aumentarnos los impuestos y sacarnos una parte de lo que ahorramos durante estos últimos años. Eso genera el miedo de cómo me cubro permanentemente de eso", señaló Martín Redrado, economista y ex presidente del Banco Central, en una charla junto a Facundo Manes y organizada por la Fundación Ineco.La frase puede ser tomada como una respuesta al plan de Alberto Fernández de introducir cambios en el Impuesto a los Bienes Personales si es electo presidente, con una mayor presión tributaria sobre quienes tienen un patrimonio mayor pero que también podría afectar a muchas personas de clase media que hoy pagan ese tributo. El candidato, después, salió a aclarar que esa reforma requiere más estudio. “Lo que necesitamos, y creo que ahora se plantea nuevamente una expectativa, es ver cómo salimos de la improvisación y cómo tomamos un sendero creíble”, destacó Redrado. Para eso, aseguró, es necesario un programa económico que plantee claramente un plan para los precios y cómo se bajará la inflación: al 35% en el primer año, al 25% en el segundo año, al 15% en el tercer año y 9% en el cuarto año.“Un sendero específico para que me digan ‘estos van a ser los impuestos’. Simplifiquemos los 163 impuestos que se pagan en la Argentina. Hagamos que las empresas que invierten en investigación y desarrollo deduzcan lo que invierten del impuesto a las Ganancias y no lo cambiemos más. Generemos políticas permanentes para salir del escenario de la improvisación”, aseguró el economista.Martín Redrado participó en una charla con Facundo Manes (Maximiliano Luna)Redrado coincidió con Manes en la necesidad de destinar una mayor inversión a la investigación y la tecnología. “La Argentina tiene sus ventajas competitivas en la inteligencia, desarrollo, diseño y la creatividad. Cuando juntamos el cluster productivo con las universidades, con nuestros científicos, ahí la Argentina tiene una ecuación ganadora”, argumentó.Según detalló, la Argentina para poder crecer al 3% anual necesita un plan que haga que las exportaciones aumenten del 13% al 17% del PBI para no depender tanto de los dólares financieros y del porcentaje de tasa de interés en el mundo. Su aspiración es que la Argentina realice una “revolución de incentivos” para llegar al 1,5% del producto el investigación y desarrollo.El 12 de agosto la pantalla (del Banco Central) quedó vacía durante 3 o 4 horas y alguien se debe hacer cargo de esa decisiónLa charla, que contó con una introducción de Manes, giró en torno a los miedos y la irracionalidad a la hora de tomar decisiones. En este contexto, y como ya lo había hecho en otras oportunidades, Redrado explicó cómo funciona la mesa del Banco Cental y cómo el Gobierno quedó paralizado el día posterior a las elecciones primarias (PASO) para frenar la corrida cambiaria que llevó a que la cotización del dólar tuviera una suba del 30% en un solo día.¿Qué ocurrió el día después del triunfo de Alberto Fernández en las PASO?, se preguntó Redrado. “El presidente del Banco Central tiene enfrente, de un lado, la demanda de divisas y, del otro lado, la oferta. Es la pantalla del Mercado Abierto Electrónico. Se ve cómo compra y cómo vende cada banco. El 12 de agosto la pantalla quedó vacía durante 3 o 4 horas y alguien se debe hacer cargo de esa decisión”, señaló.Seguí leyendoEl Gobierno facilita la negociación de Letras reperfiladas en el mercado secundarioCavallo: “La hiperinflación será un gran riesgo durante los años 2020 y 2021”

A %d blogueros les gusta esto: