Así están los precios de vinos, uvas y mostos

El nivel de precios del vino de traslado (la comercialización entre establecimientos elaboradores y fraccionadores, en el mercado interno, del vino a granel que después llegará a las góndolas envasado) se mantuvo durante los primeros seis meses del año por debajo de los registros de 2018. Este comportamiento se verifica tanto para vinos genéricos como varietales.

Las probables razones, tal como ha ocurrido en temporadas anteriores, son las expectativas respecto a las existencias vínicas disponibles (8 a 9 meses de despachos). Esta situación tiene su correlato e implicancias en el mercado de compraventa de uvas. De acuerdo a estudios previos realizados por el Observatorio Vitivinícola Argentino, el precio relativo de la uva respecto del que presenta el vino es de 0,78 veces para tintos y 0,65 veces para blancos, particularidad que se convalida con datos históricos en los últimos 15 años.

A partir de esto, analizamos la evolución de precios de la uva en Australia y Chile (expresando dichos valores en dólares a efectos de que sean comparables con los precios de la uva pagados en la Argentina, también llevados a dólares). Esta comparación muestra que el precio de la uva pagado en nuestro país se encuentra en niveles similares a los de Chile, en promedio, y con algunas diferencias con relación a Australia como se puede apreciar en el gráfico a continuación.

Es para destacar el alto precio pagado por el vino tinto varietal en Argentina en 2017 que superó el dólar por litro, muy por encima de cualquier registro, tanto de Argentina como de Australia y Chile (situación derivada de los desfasajes del tipo de cambio: altos precios en pesos de la uva y tipo de cambio atrasado).

Esta misma razón de fluctuaciones del tipo de cambio real nos llevó a buscar otra pauta de comparación en el precio de las uvas de Argentina, Chile y Australia. Para ello, comparamos los precios de las uvas con los valores promedio de exportación de vinos de los tres países, con el objeto de determinar si el porcentaje que el precio de la uva representa en el valor del vino se mantiene a lo largo del tiempo, lo que garantizaría una distribución equitativa entre los ingresos provenientes del producto final y la remuneración que recibe la producción primaria.

PARTICIPACIÓN DEL PRECIO DE LA UVA EN EL PRECIO DE EXPORTACION
(Precio de la UVA en U$S/Precio de Exportación U$S)

En el caso de Australia, se observa cierta estabilidad en esa relación que se encuentra en el orden del 25% del valor FOB promedio de exportación de los vinos de ese país. Esto podría explicarse de la siguiente manera: si Australia exporta un litro de vino a un dólar, el costo de la uva fue de 0,25 dólares.

A vez, Chile, en los últimos años presenta un comportamiento creciente debido a que se mantiene los precios FOB de exportación y se verifican simultáneamente valores de la uva en dólares crecientes. La relación entre precios de uva y vino fluctúa entre 15 y 20%, con lo cual si Chile exporta un litro de vino por un dólar, el valor de la uva sería de 0,15 a 0,20 dólares.

Finalmente, Argentina presenta valores muy disímiles en los últimos seis años, con un pico en 2017 del 28% y una fuerte caída hacia 2019, año en el que la relación, a junio, es del 12%, es decir que, por cada litro de vino vendido a un dólar, el valor de la uva es de 12 centavos de dólar, lo que marca la menor relación entre “precio de uva – precio de vino”, en Argentina, respecto a Chile y Australia.

Argentina viene incrementando sus precios de exportación sistemáticamente debido a las fluctuaciones macroeconómicas ya mencionadas, buscando la recomposición de ingresos (que no han venido de la mano del tipo de cambio) a través de estos aumentos de precios.

Jugo concentrado de uvas

En el caso del mosto, en 2019 también muestra, en precios FOB, valores por debajo de los exhibidos en 2018, aunque con volúmenes (toneladas) mayores a las del año pasado, lo que redunda un ingreso prácticamente igual (acumulado a junio de este año) igual al de 2018. Este desempeño de las exportaciones de mosto que viene repuntando desde 2016 ha posicionado a la Argentina en el primer lugar de tres de los cuatro principales mercados importadores de jugo concentrado de uva (EEUU, Japón y Sudáfrica).

Conclusiones

Para la producción del vino, la industria debe insistir en la búsqueda de mecanismos de estabilización del precio del vino de traslado y de los valores de la uva que permitirían distribuciones de ingresos más equitativas y estables en el tiempo.

En cuanto al mosto, la industria debería fortalecer las políticas de exportación de este producto dadas las oportunidades que presenta ya que se ha consolidado como un producto importante dentro de la cadena y que se ha posicionado como líder en tres de los cuatro mercados más destacados del mundo. Sobre todo, teniendo en cuenta el importante rol que tiene en los equilibrios internos de la cadena vitivinícola (35 a 40% de los quintales producidos en Argentina tienen destino de convertirse en jugo concentrado de uvas).

Referente: Daniel Rada, director del Observatorio Vitivinícola Argentino / Cel: 261 3665202

Lo Último

Martín Redrado: “Nos hace tener miedo que mañana alguien pueda aumentarnos los impuestos y sacarnos una parte de lo que ahorramos”

(Maximiliano Luna)“Lo que nos hace tener miedo es que mañana alguien pueda tomar una decisión y aumentarnos los impuestos y sacarnos una parte de lo que ahorramos durante estos últimos años. Eso genera el miedo de cómo me cubro permanentemente de eso", señaló Martín Redrado, economista y ex presidente del Banco Central, en una charla junto a Facundo Manes y organizada por la Fundación Ineco.La frase puede ser tomada como una respuesta al plan de Alberto Fernández de introducir cambios en el Impuesto a los Bienes Personales si es electo presidente, con una mayor presión tributaria sobre quienes tienen un patrimonio mayor pero que también podría afectar a muchas personas de clase media que hoy pagan ese tributo. El candidato, después, salió a aclarar que esa reforma requiere más estudio. “Lo que necesitamos, y creo que ahora se plantea nuevamente una expectativa, es ver cómo salimos de la improvisación y cómo tomamos un sendero creíble”, destacó Redrado. Para eso, aseguró, es necesario un programa económico que plantee claramente un plan para los precios y cómo se bajará la inflación: al 35% en el primer año, al 25% en el segundo año, al 15% en el tercer año y 9% en el cuarto año.“Un sendero específico para que me digan ‘estos van a ser los impuestos’. Simplifiquemos los 163 impuestos que se pagan en la Argentina. Hagamos que las empresas que invierten en investigación y desarrollo deduzcan lo que invierten del impuesto a las Ganancias y no lo cambiemos más. Generemos políticas permanentes para salir del escenario de la improvisación”, aseguró el economista.Martín Redrado participó en una charla con Facundo Manes (Maximiliano Luna)Redrado coincidió con Manes en la necesidad de destinar una mayor inversión a la investigación y la tecnología. “La Argentina tiene sus ventajas competitivas en la inteligencia, desarrollo, diseño y la creatividad. Cuando juntamos el cluster productivo con las universidades, con nuestros científicos, ahí la Argentina tiene una ecuación ganadora”, argumentó.Según detalló, la Argentina para poder crecer al 3% anual necesita un plan que haga que las exportaciones aumenten del 13% al 17% del PBI para no depender tanto de los dólares financieros y del porcentaje de tasa de interés en el mundo. Su aspiración es que la Argentina realice una “revolución de incentivos” para llegar al 1,5% del producto el investigación y desarrollo.El 12 de agosto la pantalla (del Banco Central) quedó vacía durante 3 o 4 horas y alguien se debe hacer cargo de esa decisiónLa charla, que contó con una introducción de Manes, giró en torno a los miedos y la irracionalidad a la hora de tomar decisiones. En este contexto, y como ya lo había hecho en otras oportunidades, Redrado explicó cómo funciona la mesa del Banco Cental y cómo el Gobierno quedó paralizado el día posterior a las elecciones primarias (PASO) para frenar la corrida cambiaria que llevó a que la cotización del dólar tuviera una suba del 30% en un solo día.¿Qué ocurrió el día después del triunfo de Alberto Fernández en las PASO?, se preguntó Redrado. “El presidente del Banco Central tiene enfrente, de un lado, la demanda de divisas y, del otro lado, la oferta. Es la pantalla del Mercado Abierto Electrónico. Se ve cómo compra y cómo vende cada banco. El 12 de agosto la pantalla quedó vacía durante 3 o 4 horas y alguien se debe hacer cargo de esa decisión”, señaló.Seguí leyendoEl Gobierno facilita la negociación de Letras reperfiladas en el mercado secundarioCavallo: “La hiperinflación será un gran riesgo durante los años 2020 y 2021”

A %d blogueros les gusta esto: