Mauricio Macri desafía a las encuestas y busca activar la campaña bonaerense

Macri le pidió a Vidal tener un baño de realidad con los candidatos propios, porque sabe que Cambiemos pierde en la Provincia. (Foto: Christian Heit)
Macri le pidió a Vidal tener un baño de realidad con los candidatos propios, porque sabe que Cambiemos pierde en la Provincia. (Foto: Christian Heit)

"Mauricio (Macri) debe estar muy preocupado por las encuestas porque nos invitó a almorzar y nos sirvió lomo", dijo un intendente del conurbano que sabe que en Olivos los invitados casi que pasan hambre. Y no solo eso. También los mozos sirvieron un malbec de alta calidad, aunque pocos se animaron a probarlo porque el Presidente no solo es austero con el comer, sino también con el tomar.

La convocatoria a los intendentes de Cambiemos de la provincia de Buenos Aires se realizó para las 12.30, pasaron al quincha a las 13 y a las 13.15 aparecieron Macri, la gobernadora María Eugenia Vidal y el vicegobernador Daniel Salvador, en lo que se cree fue un mensaje para asegurarle su continuidad en la fórmula. Primero se sacaron la foto y luego se sentaron a comer.

El encuentro lo pidió el propio Presidente para activar la campaña bonaerense, en un escenario complejo por la crítica situación económica, que también se refleja en las encuestas, donde Vida -al ir acompañando a Macri en elecciones unificadas- está perdiendo en todos los escenarios.

Con igual sentido, mañana, en San Miguel del Monte, el Presidente y la Gobernadora se reunirán a las 12 con el grupo de "Los Sin Tierra", los dirigentes que en nombre de la coalición saldrán a disputar los distritos gobernados por la oposición peronista. Se esperan allí más de 50 dirigentes, donde se destacan los que disputarán en La Matanza, Florencio Varela, Almirante Brown, Esteban Echeverría y Hurlingham.

"No tengamos vergüenza de lo que somos, salgamos a buscar a la gente a pesar de las dificultades, pongámosle el pecho a esto", dijo al Presidente al cerrar el almuerzo, que se inició con las palabras de Vidal, y luego continuó con los comentarios del intendente de Quilmes, Martiniano Molina, el de Vicente López y recientemente designado presidente del PRO bonaerense, Jorge Macri, el vicegobernador Salvador y un intendente del interior que todavía no pudo ser identificado y que, por lo trascendió, fue el más crítico con la situación actual.

Macri en persona habló con Vidal para pedirle la realización de ambas convocatorias, buscando un baño de realidad con la propia tropa y consciente de que están pasando por un momento difícil en el territorio, donde pegan fuerte las críticas más duras al presente recesivo. Para el almuerzo de hoy se esperaba la presencia de los 69 intendentes de Cambiemos, pero el de Mar del Plata, Daniel Arroyo, no estuvo presente por las diferencias que tiene con el Gobierno provincial y tampoco el de Pinamar, Martín Yeza, que está de licencia por luna de miel.

Previamente a la realización del almuerzo, un dirigente que habló con Infobae aseguró que ambos encuentros forman parte de una agenda normal con vistas a "organizar las energías de cara a la campaña". Para otro, en cambio, se trata casi de un pedido de disculpas del Presidente frente a quienes llevan los colores de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, que hoy llevarán adelante una campaña con grandes dificultades y pocas ventajas, a pesar de que son oficialistas. "Hoy perdemos en todas las encuestas, hasta en las más optimistas", repiten.

Un intendente fue todavía más allá: "Desde la Rosada hundieron el conurbano, es así, no hay mucho que podamos hacer". En su visión, dieron por perdida la batalla contra el peronismo en los distritos más populosos y solo les interesa sacar el porcentaje necesario para que Macri pueda reelegir, sin siquiera asegurar la victoria de la gobernadora.

Otras opiniones son más optimistas. "Es cierto que las cosas pudieron hacerse mejor, y siempre el gobierno nacional privilegió la relación con los gobernadores peronistas y no con Vidal, pero todavía hay tiempo, no hay que dar nada por perdido. Además, nosotros siempre fuimos mejores cuando la corrimos de atrás", aseguró otro jefe comunal de Cambiemos en el conurbano.

Esta semana, Macri también fue a una reunión con el Gabinete provincial. (Presidencia de la Nación)
Esta semana, Macri también fue a una reunión con el Gabinete provincial. (Presidencia de la Nación)

Lo que trascendió es que Macri quería escuchar lo que dicen los intendentes y los que quieren llegar a serlo. Y tendrá que poner mucha paciencia porque "solo va a haber lamentos, porque la única verdad es la realidad y es inocultable", aunque por lo menos en el almuerzo de hoy, no se verificó.

El encuentro que se concretó hoy, en realidad se iba a realizar ayer jueves por la tarde. Y con los "Sin Tierra", hoy. Pero después Macri prefirió dejar más horas para estar en Jujuy, para mantener un diálogo más profundo con el gobernador Gerardo Morales, a quien considera un buen consejero.

Es que el vínculo con el radicalismo también le preocupa al Presidente y, de hecho, está realizando ambos encuentros con intendentes de la Provincia sin que Vidal haya confirmado quién lo acompañará en la fórmula para competir por la reelección. Todo indicaría que sería Salvador, pero aún no está definido porque el equipo político de la Gobernadora espera definir las situaciones en algunos distritos, como es el caso de Avellaneda, donde Vidal quiere que compita sin internas Gladys González y el radicalismo quiere PASO para posicionar al locutor Luis Otero.

Lo Último

Patricia Bullrich le puso un 8 a su gestión y dijo que las fronteras argentinas “son seguras”

La ministra Patricia Bullrich (foto de archivo: Patricio Murphy)La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, calificó su gestión con puntaje, dijo que el gobierno nacional es "firme contra el delito y cercano a la gente", y aseguró que "se le puede ganar a la inseguridad"."Me calificaría con un 8", respondió la ministra al ser consultada sobre su gestión al frente de la cartera de Seguridad, durante un reportaje con Nacho Girón, en CNNRadio.Al defender su gestión, Bullrich desestimó que se emplee la "mano dura" y afirmó que la política de seguridad se centra en "ser firmes contra el delito y cercanos a la gente"."Antes de que llegáramos, había una política que no introducía a la víctima ni a la ciudadanía como elemento fundamental, y estaba basado todo en los derechos del delincuente. Ahora hay un equilibrio, con una política que algunos quieren llamar 'mano dura', pero es mucho más simple. Se hace lo que hay que hacer, no vivir en el mundo del revés", indicó.Además, la ministra aseveró que "se le puede ganar a la inseguridad", y explicó que ha demostrado que "con buenas prácticas y cambiando muchas leyes los homicidios bajaron un 21 por ciento y los robos, un 8%", aunque admitió que las cifras de femicidios "se mantienen estables".Por otra parte, al ser consultada sobre los iraníes que fueron detenidos después de su ingreso a la Argentina por documentación falsa, Bullrich reiteró que "el sistema de Interpol que instalamos desde que llegamos al gobierno funcionó y permitió detectar la alerta naranja", pero que después hubo un "error humano y una mala lectura de los operadores".Los pasaportes robados y falsificadosNo obstante, la funcionaria consideró que las fronteras argentinas "son seguras" y que le actuación que llevaron adelante en este caso fue "inmediata". "Veremos en esta condena cuántos años les dan y hay una posibilidad que es la deportación, sin duda", concluyó la funcionarias.Seguí leyendo:Acusaron a su papá de abuso cuando eran niñas y la Justicia lo condenó: hoy aseguran que fueron manipuladas por su mamáProstitución de menores: el infierno de la víctima del clan de proxenetas de nenas de Rafaela, violada por 200 pesos en ConstituciónUn hermano del Kun Agüero fue denunciado por una joven por haberla entregado para un abuso sexual

A %d blogueros les gusta esto: