Malestar en el Gobierno con el secretario general de la ONU por el desplante a una cumbre en Buenos Aires

Mauricio Macri con el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres
Mauricio Macri con el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres

Siete días antes de la cumbre mundial de la ONU sobre la cooperación Sur-Sur que se realizará en Buenos Aires y que convocará a presidentes y cancilleres de 193 países, una inusitada pelea diplomática se desató entre el gobierno argentino y el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ya que este no confirmó hasta ahora su presencia en Argentina y la administración de Mauricio Macri ya planteó un fuerte malestar por lo que considera un eventual desplante.

"Hablé telefónicamente con Guterres la semana pasada y me dijo que tenía que rever su agenda. Pero no me pudo confirmar su presencia en la cumbre de Buenos Aires tratándose de una reunión que la misma ONU convocó con la Argentina", expresó anoche a Infobae el canciller Jorge Faurie.

De esta manera, el jefe de la diplomacia argentina ratificó el clima de tensión que se vive entre el gobierno de Macri y el secretario general de la ONU por lo que consideran un desplante.

Faurie destacó que "la Argentina fue la primera interesada en hacer la convocatoria de la ONU que propuso a nuestro país como sede. Por ello creemos que la presencia del secretario general de Naciones Unidas es lo que se merece esta cumbre".

¿Cuál sería el motivo por el cual Guterres no quiere venir a la Argentina para liderar una cumbre que la misma ONU propicia?

Según confiaron a Infobae fuentes calificadas de la diplomacia argentina y de otros países participantes, la eventual discusión por la crisis de Venezuela en medio esta cumbre de Cooperación Sur-Sur preocuparía al secretario general de Naciones Unidas. En la sede de la ONU en Nueva York no verían con agrado que en una cumbre destinada al debate de la cooperación entre países se abra una discusión política de alta envergadura donde habrá posiciones encontradas y nadie sabe cómo terminaría ese debate. Pero nada de esto confirmó abiertamente Naciones Unidas o el gobierno argentino.

El canciller Jorge Faurie
El canciller Jorge Faurie

Consultado por Infobae, el canciller Faurie solo atinó a responder: "No sé si la situación de Venezuela es la razón por la que Guterres no confirmó su presencia en Buenos Aires y ello no nos influye. En la agenda de la conferencia no estará el tema Venezuela pero entendemos que nosotros vamos a validar esta discusión entre países si es que alguien quiere hablar de la grave situación por la que transitan los venezolanos acechados por el régimen de Maduro", dijo.

El secretario general de la ONU todavía tiene tiempo hasta el jueves que viene para definir su presencia o no en Buenos Aires. Hasta anoche el canciller Faurie dijo que Guterres no le había respondido si vendría y deslizó que en principio llegaría a la Argentina la secretaria adjunta de la ONU, Rosemary Di Carlo. Claro que en este caso no sería lo mismo para la imagen de la cumbre.

El año pasado, en medio de la cumbre del G20 que se realizó en Argentina, el presidente Mauricio Macri y Guterres mantuvieron un encuentro informal. No se trató de una reunión bilateral sino de un breve cruce en medio de la ajetreada cumbre de jefes de Estado. No hubo demasiada información de lo que ocurrió en esa cumbre aunque en el gobierno descartan que haya existido una mala relación entre ambos líderes.

La conferencia de Alto Nivel de la ONU sobre la Cooperación Sur-Sur se realizará entre el 20 y el 22 de marzo en Buenos Aires y reunirá a presidentes y cancilleres de 193 países, con el objetivo de plantear nuevos mecanismos para hacer frente a los desafíos mundiales a través de acuerdos de intercambio de capacidades técnicas.

Ana Ciuti, directora de Cooperación Internacional de la Cancillería argentina y Jorge Chediek, director de la Oficina de la ONU para la Cooperación Sur-Sur, darán una conferencia de prensa este viernes para explicar los detalles de la cumbre.

Se trata de un acontecimiento histórico ya que es la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur que se realizará en Buenos Aires. Es la primera que se hace en 40 años desde que se dio el puntapié inicial a la cooperación Sur-Sur a través del Plan de Acción de Buenos Aires (PABA), también en nuestro país.

El objetivo de la Conferencia será examinar las tendencias de la cooperación Sur‑Sur y la cooperación triangular, incluidos los progresos logrados por la comunidad internacional, en particular por las Naciones Unidas, en el apoyo y la promoción de esas modalidades de cooperación y la identificación de nuevas oportunidades, así como de los desafíos existentes y sugerencias para superarlos.

PABA + 40 tiene como marco la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la que se reconoce el destacado papel de la cooperación Sur‑Sur para el logro de sus metas y objetivos.

Durante el encuentro, que se desarrollará en el Centro de Convenciones de la Ciudad, los países negociarán la firma de un texto final, como ocurrió durante el G20, que determine los lineamientos de un plan de trabajo con mirada puesta en la agenda 2030 y que integre las agendas del Acuerdo de París y las coincidencias alcanzadas durante la cumbre del año pasado.

Lo Último

Patricia Bullrich le puso un 8 a su gestión y dijo que las fronteras argentinas “son seguras”

La ministra Patricia Bullrich (foto de archivo: Patricio Murphy)La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, calificó su gestión con puntaje, dijo que el gobierno nacional es "firme contra el delito y cercano a la gente", y aseguró que "se le puede ganar a la inseguridad"."Me calificaría con un 8", respondió la ministra al ser consultada sobre su gestión al frente de la cartera de Seguridad, durante un reportaje con Nacho Girón, en CNNRadio.Al defender su gestión, Bullrich desestimó que se emplee la "mano dura" y afirmó que la política de seguridad se centra en "ser firmes contra el delito y cercanos a la gente"."Antes de que llegáramos, había una política que no introducía a la víctima ni a la ciudadanía como elemento fundamental, y estaba basado todo en los derechos del delincuente. Ahora hay un equilibrio, con una política que algunos quieren llamar 'mano dura', pero es mucho más simple. Se hace lo que hay que hacer, no vivir en el mundo del revés", indicó.Además, la ministra aseveró que "se le puede ganar a la inseguridad", y explicó que ha demostrado que "con buenas prácticas y cambiando muchas leyes los homicidios bajaron un 21 por ciento y los robos, un 8%", aunque admitió que las cifras de femicidios "se mantienen estables".Por otra parte, al ser consultada sobre los iraníes que fueron detenidos después de su ingreso a la Argentina por documentación falsa, Bullrich reiteró que "el sistema de Interpol que instalamos desde que llegamos al gobierno funcionó y permitió detectar la alerta naranja", pero que después hubo un "error humano y una mala lectura de los operadores".Los pasaportes robados y falsificadosNo obstante, la funcionaria consideró que las fronteras argentinas "son seguras" y que le actuación que llevaron adelante en este caso fue "inmediata". "Veremos en esta condena cuántos años les dan y hay una posibilidad que es la deportación, sin duda", concluyó la funcionarias.Seguí leyendo:Acusaron a su papá de abuso cuando eran niñas y la Justicia lo condenó: hoy aseguran que fueron manipuladas por su mamáProstitución de menores: el infierno de la víctima del clan de proxenetas de nenas de Rafaela, violada por 200 pesos en ConstituciónUn hermano del Kun Agüero fue denunciado por una joven por haberla entregado para un abuso sexual

A %d blogueros les gusta esto: