Pedro Oris rehizo su vida, se casó dentro del Penal y ahora pide un tratamiento para volver a ser papá

Pedro Oris se encuentra cumpliendo una pena de 18 años de prisión por haber golpeado a su propia hijastra, Camila Brusotti, y haberla dejado al borde de la muerte. En un principio, los jueces de la Sala I de la Cámara Penal le dieron 9 años, por lesiones graves, pero la defensa de la nena apeló el fallo y la Corte de Justicia decidió extenderle la pena a 18, por tentativa de homicidio. Este juicio se llevó a cabo durante el 2014. Según manifestó su actual abogada, María Noriega, el hombre se encuentra rehaciendo su vida por lo que se casó con una mujer el pasado año y ahora pide autorización para empezar con un tratamiento de fertilización para ser nuevamente padre.

«Los internos también tienen derechos y por supuesto el derecho a la salud sexual por lo que estamos pidiendo que se le otorgue la autorización.

Lo Último

Clases normales ante la alerta de viento Zonda

La intensidad de las ráfagas no revisten peligro, aunque se sigue atentamente la evolución de las …

A %d blogueros les gusta esto: