Elisa Carrió recibió a Marcos Peña en su casa por más de dos horas y se comprometió a fortalecer Cambiemos

Marcos Peña llegó solo, minutos antes de las 4 de la tarde, en el auto oficial. Elisa Carrió lo esperaba en el living de su casa junto a Maximiliano Ferraro, legislador porteño y presidente de la Coalición Cívica, con café y sin nada para acompañar, aunque el jefe de Gabinete solo prefirió agua.

Antes de partir hacia Exaltación de la Cruz, Peña había participado del festejo de cumpleaños de Fernando de Andreis, en el primer piso de Casa Rosada, con un puñado de colaboradores que aún esperan por sus vacaciones. Ya habían tenido un agasajo previo la noche anterior, tras el tradicional partido de fútbol en la quinta de Olivos y mientras Carrió reaparecía en televisión en los estudios de TN.

El jefe de ministros y la líder de la CC se reunieron en la tarde de este jueves por más de dos horas en la casa que la diputada aún alquila en un barrio semi-privado de aquel distrito bonaerense -y al que suelen peregrinar dirigentes y funcionarios de la coalición oficialista-, en medio de la tensión que sobrevolaba desde meses antes de fin de año entre “Lilita” y el Gobierno, y que se profundizó desde el pedido de juicio político al ministro Germán Garavano, en octubre pasado.

“Fue una muy buena reunión, en un muy buen clima, distendido. Hubo un análisis de la Argentina y de la región, y del escenario político”, contó Ferraro a Infobae.

El último encuentro entre Carrió y el funcionario más influyente de la administración central había sido a fines de noviembre, en una cena para recaudar fondos organizada por el instituto Hannah Arendt. El presidente Mauricio Macri y su principal social se habían visto por última vez más de un mes atrás, a principios de octubre, durante un acto vinculado a las pymes en el Centro Cultural Kirchner (CCK), en el que la diputada volvió a cargar contra el ministro de Justicia. El saludo entre ambos, frente al auditorio colmado, fue frío. No volvieron a verse, ni a hablar por teléfono.

“Es una reunión de las habituales. ‘Lilita’ se comprometió a acompañar al Presidente y a fortalecer a Cambiemos”, explicaron fuentes de la CC después de la charla, de la que no hubo foto oficial.

Tanto desde la Coalición como desde el Gobierno buscaron durante todo el día bajarle el tono al encuentro -cuya sede varió durante buena parte de la mañana-, aunque sí reconocieron que sirvió para distender el vínculo, que cerró el 2018 en un clima de tensión creciente. “Es parte de un proceso. Con el tiempo mejora la relación”, confió un integrante del entorno presidencial.

Según pudo saber este medio, en la reunión sobrevoló la situación de Venezuela y la expectativa ante el gobierno de Jair Bolsonaro, que Macri visitará en Brasilia la semana próxima con una nutrida comitiva de al menos cuatro ministros.

La asunción de Nicolás Maduro dominó casi toda la agenda del Gobierno de este jueves. La Cancillería emitió un comunicado en el que desconoció el nuevo mandato del líder bolivariano mientras el jefe de ministros y Carrió, junto a Ferraro, conversaban en Exaltación de la Cruz. El Presidente, de vacaciones en Villa La Angostura, lanzó duras consideraciones desde su cuenta de Twitter, acompañadas por el hashtag “#NoTeReconocemos”, que luego fue replicado por funcionarios y dirigentes.

La cita entre Carrió y el jefe de Gabinete estuvo atravesada además por un punteo de la situación electoral de los principales distritos del país: Córdoba y Santa Fe, entre ellas. “Lilita” aprovechó para insistir, por ejemplo, con la candidatura de Rubén Manzi en Catamarca. Peña, en tanto, le habló de la visita que los gobernadores Gerardo Morales y Alfredo Cornejo, y el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, harán este viernes a Villa La Angostura.

“Será clave para la definición del calendario electoral”, anticiparon esta tarde en Casa Rosada.

Lo Último

ARA San Juan: Luis Tagliapietra, padre de un tripulante fallecido, declaró ante la bicameral

Luis Tagliapietra (Senado de la Nación)Llegando casi al tramo final de la ronda de declaraciones testimoniales antes de emitir dictamen, la comisión parlamentaria que investiga los sucesos relacionados con el ARA San Juan interrogó a Luis Tagliapietra, quien además de familiar de un tripulante, es querellante en la causa penal que tramita en Caleta Olivia.Con un agradecimiento general a todos los miembros de la comisión parlamentaria y mencionando la celeridad con la que fueron atendidos todos los reclamos y pedidos realizados por las familias, el abogado Tagliapietra dio inicio a su declaración testimonial. Pidió perdón por una serie de exabruptos y actitudes un tanto agresivas que tuvo para con distintos funcionarios durante todo el tiempo transcurrido desde la tragedia hasta el presente.Luego de una breve pincelada sobre los motivos que llevaron a su hijo Alejandro a elegir la profesión naval y su paso previo por el Liceo Militar, el senador Luenzo lo interrogó acerca de si alguna vez el fallecido Teniente de Fragata le había manifestado alguna situación irregular en torno a su formación y en particular sobre la situación del submarino San Juan."No nunca me manifestó ninguna falencia, si bien era muy reservado y por otra parte aún no se había recibido como submarinista, jamás manifestó algo que me intranquilizara", respondió Tagliapietra.El Legislador también quiso saber si durante la estadía de la nave en Ushuaia Alejandro, en las comunicaciones mantenidas con él, le había manifestado alguna cosa que lo inquietara. "No, solo estaba preocupado por comprarle un regalo a la madre", enfatizó el declarante.Guillermo Montenegro a la derecha de Tagliapietra (Senado de la Nación)Uno de los aspectos que más preocupó a los legisladores estuvo centrado en cuáles son, en opinión del querellante, las responsabilidades que pueden atribuirse a las autoridades de la Armada sobre la tragedia, a lo que Tagliapietra respondió indicando que no tenía los conocimientos suficientes para emitir opinión en ese tema y que eso estaba en manos de la Justicia.Asimismo el abogado indicó que ha denunciado penalmente al ministro Oscar Aguad por su accionar en torno a las tareas de búsqueda y rescate, en especial por haber sostenido el fin de la búsqueda San Juan. Vale acotar que fuentes de tribunales han sostenido a Infobae que la denuncia cursada devendrá abstracta en virtud de estar acreditado fehacientemente que el submarino colapsó a media mañana del día 15 de noviembre de 2017.Por su parte, el diputado oficialista Guillermo Montenegro consultó a Tagliapietra acerca de los motivos que lo llevan a suponer que, siendo que el propio jefe de la Armada declaró no estar en conocimiento del supuesto estado del San Juan, el ministro Aguad sí sabía acerca de las "malas condiciones de la nave". A lo que el declarante respondió que en realidad el no cree que Srur hubiera dicho la verdad.Quedó en claro durante la exposición del padre y querellante que a pesar de su intensa actividad en búsqueda de la verdad y la justicia, a la fecha no ha solicitado ninguna indagatoria hacía personal civil o militar. "Tengo un problema, la jueza no me deja fotocopiar el expediente y además entre el acampe de 52 días en Plaza de Mayo y los dos meses de embarque, perdí contacto con la causa. Viajé hace algunos días a Caleta para retomar el ritmo". Respecto de si opina que el presidente Mauricio Macri tiene responsabilidad en el siniestro, Tagliapietra respondió "no me consta" aclarando seguidamente que no obstante pidió una testimonial al primer magistrado.(Senado de la Nación)Particularmente activo en la jornada, el senador Luenzo también interrogo al abogado sobre sus impresiones sobre el estado en que vio la nave y si considera factible pedir la recuperación del submarino. A punto de quebrarse, Tagliapietra sostuvo que no solo que no es posible sino que conociendo al hijo, él sabe que Alejandro prefiere descansar en ese lugar. "La búsqueda fue muy larga y el final de la misma pareció digna de Hollywood ya que lo encontraron el último día de búsqueda", sostuvo.Durante un repaso sobre las alternativas de la búsqueda, Tagliapietra brindó detalles sobre distintas variantes que tuvo el proceso llevado adelante por Ocean Infinity y reconoció que si bien la empresa se quiso ir antes, luego de una reunión encabezada por la jueza federal de Caleta Olivia Marta Yañez y de la que participaron autoridades de la Armada, el representante de la firma rescatista se puso a disposición de las autoridades para continuar la tarea durante los 12 días que restaban para la finalización del contrato.Reconoció asimismo que fue la Armada Argentina la que insistió reiteradamente para que el Seabed Constructor volviera a recorrer el área marcada como más probable y que si bien él se oponía a ello, no tenía injerencia en la decisión, que finalmente fue la correcta.En algunos pasajes de su declaración, Luis Tagliapietra se quejó por lo que él considera que fue un deficiente accionar por parte del Poder Ejecutivo Nacional en todo lo relativo a las tareas de búsqueda una vez terminado el operativo SAR.Detalló asimismo las sucesivas alternativas vividas hasta que el Ministerio de Defensa dispuso que la Armada Argentina avanzara en el proceso de contratación de Ocean Infinity. En este punto cabe recordar que si bien es públicamente reconocida la presión ejercida por las familias para acelerar los tiempos de contratación de una firma privada para realizar lo que el Estado ya no podía hacer por falta de medios técnicos, reiteradamente desde el gobierno nacional se sostuvo que una vez tomada la decisión, la contratación procedería de una u otra forma.(Senado de la Nación)Tagliapietra abordó también la situación vivida durante los 52 días de acampe voluntario de varios familiares en Plaza de Mayo. "Vivimos en una situación precaria, pero recibimos varios ofrecimientos de ayuda que nosotros mismos rechazamos".Por su parte, el diputado Carmona requirió precisiones acerca de la presunta responsabilidad directa del Ministro de Defensa en las supuestas demoras evitables en el proceso elección de una empresa especializada. Tagliapietra respondió que en alguno de los encuentros con Oscar Aguad el ministro les dijo que un DNU era ilegal y les recomendó que a través de la propia bicameral se activara el tratamiento de una ley para darle cobertura legal a una contratación fuera de la normativa vigente.El Poder Ejecutivo no quería encontrar al ARA San JuanEspecialmente enfático, Tagliapietra ratificó que en su opinión el Poder Ejecutivo no quería encontrar al submarino. Este concepto fue duramente contrarrestado por el Vicepresidente de la Comisión Guillermo Montenegro quien remarcó cada vez en que un miembro del oficialismo o de las autoridades militares ayudó a las familias, y como eso era una clara muestra del interés oficial por encontrarlo.Por su parte, Guillermo Carmona (FPV Mendoza) manifestó en algún pasaje de su intervención la coincidencia entre las palabras del presidente Macri durante la conmemoración del primer aniversario de la tragedia y el hallazgo de la nave. Como se recordará, en un pasaje de su discurso Macri expresó "confío en que en pocos días más plantar esta bandera en el mar, en el lugar donde descansa el ARA San Juan".¿Considera usted que el gobierno sabía cuál era la ubicación del San Juan?, preguntó Carmona. Tagliapietra no le dio la derecha al legislador al referir que el ánimo general a bordo era de tristeza y decepción por parte los tripulantes por no poder haber cumplido con su labor hasta minutos antes del hallazgo: "No sé si las altas esferas sabían algo que no nos dijeron, pero no me consta para nada que hubieran sabido algo y no nos lo hubieran dicho".El abogado, manifestó que no comparte el criterio y las conclusiones a las que llegaron tres oficiales superiores submarinistas designados por el Ministerio de Defensa para desentrañar las razones técnicas del naufragio. En esta junta de expertos ocupó un lugar el Capitán de Navío Jorge Bergallo, padre del fallecido segundo comandante de la nave Capitán de Corbeta de nombre homónimo. La posición de Bergallo padre a lo largo de todo lo actuado en torno al naufragio marcó un claro contrapunto respecto a la de Tagliapietra.Si bien en cada oportunidad que pudo el declarante deslizo críticas al accionar de la Jueza Marta Yañez, Tagliapietra reconoció que finalmente la magistrada habilitó la toma de vista de las imágenes para las familias. Sin perjuicio de ello, considera que haber restringido la vista solo a familiares directos en primer grado lesiona los intereses de tíos, abuelos, primos y familiares más lejanos. Desde tribunales sostienen contrariando este criterio, que procesalmente es lo que corresponde. "No es un acto de humanidad es un acto procesal", indicaron.En un gesto inesperado, Tagliapietra reconoció que no cree que la jueza estuviera ocultando información o dilatando los tiempos con malicia. Aunque sostuvo que a su juicio las demoras injustificadas alientan fantasmas conspirativos.Como conclusión de los expertos en la materia que siguen el tema, el testimonio del padre del Teniente Alejandro Tagliapietra fueron valiosos fundamentalmente desde lo humano, más allá del reconocimiento por parte del testigo de sus limitaciones técnicas para emitir juicios de valor sobre la tragedia.

A %d blogueros les gusta esto: