Confirmado: no habrá bono a jubilados

El Gobierno ratificó que no habrá un bono de fin de año para jubilados. Y que sólo analizará eventuales cambios en el impuesto a las Ganancias para los trabajadores del transporte en una mesa sectorial específica. Se lo comunicaron Mauricio Macri y el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, ayer a Gerardo Martínez, líder de la Unión Obrera de la Construcción e integrante de la “mesa chica” de la CGT durante un encuentro en la quinta de Olivos. El gremialista, por su parte, insistió con la necesidad de institucionalizar una convocatoria al diálogo social.

El encuentro tuvo relación con el G-20. Martínez acudió a Olivos para presentar las conclusiones formales del L-20, el denominado “capítulo laboral” de la cumbre, que sesionó en Mendoza en septiembre pasado. Más allá de esa razón protocolar el dirigente llevó su propuesta de ampliar los mecanismos de diálogo. La respuesta fue que, por ahora, el Ejecutivo mantendrá abiertas conversaciones con todos los sectores de la economía pero por separado, una dinámica que ya era la política oficial en la gestión de Jorge Triaca al frente de Trabajo.

Las “mesas sectoriales” son el método que encontró la administración de Macri de descentralizar las negociaciones. En el caso del sindicalismo los funcionarios mantuvieron en los últimos meses encuentros con la dirigencia del transporte, la energía y la industria, entre otros rubros, y sólo con la CGT para la negociación del bono de $5.000 decretado por el jefe de Estado. La expectativa de la central obrera es escalar ese diálogo para situarlo a nivel de CGT y las principales cámaras patronales.

En la charla las malas noticias quedaron a cargo de Sica. El ministro le ratificó al gremialista que no hay recursos para el pago de un bono a jubilados y pensionados, una gestión que la CGT también intentó en paralelo con el extra a trabajadores del sector privado. La semana pasada el titular de la Anses, Emilio Basavilbaso, ya había descartado esa opción pero luego la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, anunció el pago de un bono de $3.500 para los jubilados de la provincia, lo que reanudó la expectativa de una medida similar a nivel nacional.

En cuanto a Ganancias la contestación fue menos tajante. Los funcionarios le aclararon a Martínez que sólo se analiza una morigeración del gravamen para los trabajadores del transporte público. Esta semana Sica y su par de Transporte, Guillermo Dietrich, recibieron a la mesa chica de la confederación de gremios de esa actividad (CATT) para avanzar en esa negociación.

Martínez se llevó al menos el compromiso presidencial de que el año que viene no se frenará la obra pública. En 2018 el parate en la actividad ocasionó en los últimos meses la pérdida de al menos 10 mil puestos de trabajo en la actividad y motorizó un planteó conjunto de la Uocra y de la Cámara de la Construcción ante el temor de otros 30 mil empleos en riesgo. El gremialista anunciará en los próximos días un nuevo acuerdo salarial que llevará el aumento de este año a 40,3%.

Lo Último

Martín Redrado: “Nos hace tener miedo que mañana alguien pueda aumentarnos los impuestos y sacarnos una parte de lo que ahorramos”

(Maximiliano Luna)“Lo que nos hace tener miedo es que mañana alguien pueda tomar una decisión y aumentarnos los impuestos y sacarnos una parte de lo que ahorramos durante estos últimos años. Eso genera el miedo de cómo me cubro permanentemente de eso", señaló Martín Redrado, economista y ex presidente del Banco Central, en una charla junto a Facundo Manes y organizada por la Fundación Ineco.La frase puede ser tomada como una respuesta al plan de Alberto Fernández de introducir cambios en el Impuesto a los Bienes Personales si es electo presidente, con una mayor presión tributaria sobre quienes tienen un patrimonio mayor pero que también podría afectar a muchas personas de clase media que hoy pagan ese tributo. El candidato, después, salió a aclarar que esa reforma requiere más estudio. “Lo que necesitamos, y creo que ahora se plantea nuevamente una expectativa, es ver cómo salimos de la improvisación y cómo tomamos un sendero creíble”, destacó Redrado. Para eso, aseguró, es necesario un programa económico que plantee claramente un plan para los precios y cómo se bajará la inflación: al 35% en el primer año, al 25% en el segundo año, al 15% en el tercer año y 9% en el cuarto año.“Un sendero específico para que me digan ‘estos van a ser los impuestos’. Simplifiquemos los 163 impuestos que se pagan en la Argentina. Hagamos que las empresas que invierten en investigación y desarrollo deduzcan lo que invierten del impuesto a las Ganancias y no lo cambiemos más. Generemos políticas permanentes para salir del escenario de la improvisación”, aseguró el economista.Martín Redrado participó en una charla con Facundo Manes (Maximiliano Luna)Redrado coincidió con Manes en la necesidad de destinar una mayor inversión a la investigación y la tecnología. “La Argentina tiene sus ventajas competitivas en la inteligencia, desarrollo, diseño y la creatividad. Cuando juntamos el cluster productivo con las universidades, con nuestros científicos, ahí la Argentina tiene una ecuación ganadora”, argumentó.Según detalló, la Argentina para poder crecer al 3% anual necesita un plan que haga que las exportaciones aumenten del 13% al 17% del PBI para no depender tanto de los dólares financieros y del porcentaje de tasa de interés en el mundo. Su aspiración es que la Argentina realice una “revolución de incentivos” para llegar al 1,5% del producto el investigación y desarrollo.El 12 de agosto la pantalla (del Banco Central) quedó vacía durante 3 o 4 horas y alguien se debe hacer cargo de esa decisiónLa charla, que contó con una introducción de Manes, giró en torno a los miedos y la irracionalidad a la hora de tomar decisiones. En este contexto, y como ya lo había hecho en otras oportunidades, Redrado explicó cómo funciona la mesa del Banco Cental y cómo el Gobierno quedó paralizado el día posterior a las elecciones primarias (PASO) para frenar la corrida cambiaria que llevó a que la cotización del dólar tuviera una suba del 30% en un solo día.¿Qué ocurrió el día después del triunfo de Alberto Fernández en las PASO?, se preguntó Redrado. “El presidente del Banco Central tiene enfrente, de un lado, la demanda de divisas y, del otro lado, la oferta. Es la pantalla del Mercado Abierto Electrónico. Se ve cómo compra y cómo vende cada banco. El 12 de agosto la pantalla quedó vacía durante 3 o 4 horas y alguien se debe hacer cargo de esa decisión”, señaló.Seguí leyendoEl Gobierno facilita la negociación de Letras reperfiladas en el mercado secundarioCavallo: “La hiperinflación será un gran riesgo durante los años 2020 y 2021”

A %d blogueros les gusta esto: