Trump, optimista sobre la cumbre con Kim: “Saldrá muy bien”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que su histórica cumbre con el líder norcoreano Kim Jong podría “funcionar muy bien”, mientras funcionarios de ambos países intentaban reducir sus diferencias sobre cómo poner fin a la amenaza nuclear en la Península de Corea.

Kim, uno de los líderes más aislados del mundo, realizó una visita nocturna a varios sitios turísticos en la costanera de Singapur horas antes del encuentro, cuyo comienzo está previsto para la mañana del martes en una cercana isla.

Pese a que Trump se mostró optimista sobre las perspectivas de la cumbre entre dos viejos enemigos, su secretario de Estado, Mike Pompeo, fue cauto antes de la primera reunión entre líderes de Estados Unidos y Corea del Norte en activo, y dijo que aún está por ver si Kim es sincero sobre la voluntad de desnuclearizar a su país.

Funcionarios de ambas partes mantuvieron reuniones de último minuto para preparar el terreno de una cita casi impensable hace unos meses, cuando los dos líderes intercambiaron insultos y amenazas que elevaron los temores a una guerra.

No obstante, después de que una serie de intercambios diplomáticos alivió la tensión en los últimos meses, ambos líderes se dirigen ahora a un apretón de manos histórico que Washington confía en pueda llevar al desmantelamiento del programa nuclear de Corea del Norte.

En declaraciones a la prensa en la víspera de la cumbre, Pompeo dijo que la reunión podría ser “una oportunidad sin precedentes para cambiar la trayectoria de nuestra relación y traer paz y prosperidad” a Corea del Norte.

No obstante, minimizó la posibilidad de lograr un avance rápido y dijo que la cumbre debería fijar el marco para “el duro trabajo que seguirá”, insistiendo en que Corea del Norte debe avanzar hacia una desnuclearización completa, verificable e irreversible.

La Casa Blanca dijo luego que las discusiones con Corea del Norte habían avanzado “más rápido de lo esperado” y que Trump dejará Singapur el martes por la noche, luego de la cumbre, en lugar del miércoles, como se esperaba inicialmente.

Kim tiene previsto dejar el país el martes al mediodía, según afirmó el domingo una fuente relacionada con la planificación del viaje.

• Visita turística

Se cree que Kim no había salido del hotel desde que se reunió con el primer ministro singapurense, Lee Hsien Loong, poco después de su llegada a la ciudad el domingo, pero en la noche del lunes disfrutó de una gira turística por la ciudad.

El líder norcoreano, que fue educado en Suiza y se cree que tiene 34 años, no había salido de su aislado país desde que asumió el cargo en 2011, aparte de algunas visitas a China y a la parte surcoreana de la Zona Desmilitarizada fronteriza que separa a las dos Coreas.

Su primera parada fue un parque frente al mar con instalaciones futuristas, Jardines de la Bahía, que presume de tener el mayor invernadero de cristal y la catarata bajo techo más alta del mundo.

Se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores singapurense, Vivian Balakrishnan, con el que se tomó una “selfie”, antes de parar en el hotel Marina Bay Sands, que se asemeja a una tabla de surf gigante sobre tres altas columnas, para contemplar las luces brillantes de la ciudad desde su azotea con jardín y piscina.

De regreso al hotel, Kim visitó un paseo cercano a la estatua gigante del Merlion, una fuente que representa a una criatura mítica, mitad león, mitad pez, que es el símbolo oficioso de Singapur.

La inusual aparición pública de Kim, que saludó y sonrió a los presentes, se sumó a la imagen más afable del joven líder surgida tras la cumbre que celebró en abril con el presidente surcoreano, Moon Jae-in.

Lo Último

Cadena perpetua al mayor asesino serial ruso de la historia: fue condenado por la muerte de 78 mujeres

Mijaíl Popkov, un ex policía ruso que ya había sido condenado a cadena perpetua por …

A %d blogueros les gusta esto: